Lo mejor de ppvv

Lo mejor de PPVV para mí

Se acerca Acción de Gracias y la nueva convocatoria, puedes ir preparando el CV y carta de motivación. Los que ya estáis allí y es vuestro primer año estáis en un momento clave. Muchos os habréis adaptado ya. Aunque el ritmo de trabajo es muy loco os habéis hecho con la clase. Otros seguiréis con esa sensación de “qué hago yo aquí”. En mi caso el descanso de Thanks Giving fue para coger fuerzas para tomar la decisión de volver en Navidad. Pero hoy quiero centrarme en lo positivo. En lo mejor de PPVV para mí.

 

La entrevista

Una de las cosas positivas que me llevé con esta aventura fue enfrentarme a una entrevista en inglés y superarla. Hacía ya mucho que no hacía entrevistas de trabajo. Además nunca había hecho una en inglés. Así que estaba muy nerviosa por ese tema. Cuando mandé los papeles en diciembre estaba totalmente convencida de que no me llamarían para la entrevista. Era la tercera vez que lo intentaba. Cuando en abril me convocaron fue un subidón de confianza. Y de correr para preparar todo, no hagáis como yo y prepararos antes. Lo que más me ayudó fue el libro de los primeros días para entender el sistema educativo allí y saber qué esperaban de mi.

 

Los viajes

No viajé muchísimo pero siempre recordaré con cariño la cabaña en Texas, los días en Chicago y la escapada a San Antonio. Para mi próximo viaje a EEUU queda hacer la ruta de los Parques Nacionales.

 

La gente

Como en toda experiencia lo mejor siempre es la gente que conoces. La familia de españoles con los que vas y te encuentras allí. Los compañeros con los que aprender sobre su cultura y la vida allí. Y el alumnado.

La oportunidad de trabajar con niños y niñas de 7 años. Conocer sus inquietudes, qué les gusta, cómo ven el mundo. Algo que en España no habría podido hacer porque soy de Formación Profesional.

 

La superación personal

Al día siguiente de haber terminado las clases me dijo mi asesora que esperaba que con el tiempo pudiera encontrar lo positivo de esta experiencia. Le contesté que ya lo había encontrado. Que lo mejor que me llevaba de la experiencia era el haberme puesto en una situación tan fuera de mis límites.

Porque así había agrandado mis límites. Pero sobre todo me había conocido a mi misma en un situación así. Ahora puedo reconocer mejor cuando algo no es para mi, cuando una situación se me va de las manos. Conozco mis límites y puedo ir agrandándolos más y más. Saber de qué soy capaz, qué me motiva y qué me agota, qué se me da bien y qué no es lo mío. Ese aprendizaje es sin duda lo mejor de mi experiencia.

A día de hoy sabiendo lo que sé si tuviera la oportunidad de hablar con mi yo de hace 2 años le diría que eche los papeles. No le daría ningún consejo más, es una experiencia que yo quería vivir y que aproveché al máximo. En lo negativo y en lo positivo, no me arrepiento.

Así que GRACIAS A PPVV!

 

Si estás allí, ánimo! y aprovecha cada descanso para cargarte de pilas. Recuerda por qué hace un año echas los papeles para esta aventura. Ten en cuenta que cada semana que pasa eres más sabio o sabia y todo irá mejor en el aula, con los compañeros y tu vida allí en general. Si ya tienes claro que en verano te volverás intenta no pensar mucho en eso, y sí en aprovechar tu tiempo allí para aprender y disfrutar. Pero muchos estaréis encantados con la experiencia, ¡¡enhorabuena!!

 

Si estás pensando en presentarte este año solo te diría que tengas claro que es difícil pero no imposible. Piensa en tus propios motivos para ir. Y en que si no es como tu esperabas el mundo no se hunde 😉

Comparte este post

Reader Interactions

Cuéntanos tu experiencia, dudas y sugerencias :)

A %d blogueros les gusta esto: