fbpx
Travelling teaching

Entrevista a Eli y Abel de Travelling Teaching

Estoy super feliz por traeros esta entrevista por aquí. Eli y Abel comparten en su blog, www.travellingteaching.com, su experiencia y consejos para PPVV y sus super guías de viaje por EEUU.

Pero mejor que se presenten ellos y nos cuenten.

¡Bienvenidos!

– Contadnos quién sois y un Contadnos quién sois y un poquito sobre vosotros.

Somos Abel y Eli, una pareja de Barcelona. Nos conocimos en nuestro ultimo año de Universidad en 2012, y al acabar las carreras, nos fuimos a viajar mientras trabajábamos en el ámbito de la educación. Eli es diplomada en magisterio, licenciada en psicopedagogía, tiene un master en educación inclusiva y otro en educación secundaria. Abel es graduado en ciencias de la actividad física y deporte y tiene el master de educación secundaria.

Primero nos fuimos a conocer el sistema educativo danés y vivimos cerca de Copenhague por un año gracias a una beca para educadores del ministerio. Al año siguiente nos fuimos a viajar sin trabajo, y mientras buscábamos como vivir viajando y trabajando de maestros, Eli solicito el programa de profesores visitantes, así que los 3 próximos años los pasamos en Texas trabajando de maestros, y en 2015 decidimos abrir nuestro blog www.travellingteaching.com, donde, aparte de escribir sobre viajes, damos a conocer maneras para trabajar por el mundo de maestros, centrándonos bastante en cómo solicitar trabajo en Estados Unidos.

Actualmente vivimos en Denver, Colorado, y trabajamos en una elementary school fuera del programa de profesores visitantes.

¿Cómo fue vuestro proceso de selección para PPVV?, ¿cuántas veces lo solicitasteis antes de ir? ¿qué Estados solicitasteis? ¿fuisteis a vuestra primera opción?

Cuando nos enteramos de que podíamos solicitar este programa no dudamos en pedir el estado de Texas, fue la primera vez que aplicábamos y al ver que la oferta de plazas era mucho más amplia que el resto de estados nos decantamos por esta opción. Aun así, Eli solo tenía unos meses de experiencia como maestra en España y acostumbraban a seleccionar a maestros con más años de familiarización con el sistema educativo español. Finalmente la seleccionaron para ir a las entrevistas de Madrid, y acabó pasando la entrevista. En ese momento, en medio de todo el papeleo que supone solicitar este programa, nos tuvimos que casar rápido, para que Abel tuviese visado de trabajo. A los 3 meses de estar en Texas empezó a trabajar de maestro sustituto en el mismo distrito escolar, y mantuvo el trabajo durante 3 años.

¿Qué tal fue la llegada y vuestro primer día de clase?

La llegada fue un poco estresante, comprar coche, encontrar vivienda, las mil gestiones que te piden no solo relacionado con el trabajo, sino para vivir allí, abrir cuenta del banco, sacarte el carné de conducir, realizar cursos de orientación, aprender sobre el sistema educativo, etc. Creo que todos los profesores que venimos de España encontramos la llegada un poco estresante, pero al cabo de unos meses, nos familiarizamos con la dinámica.

El primer día de clase, por ejemplo, había varias normativas que no nos habían explicado, Eli se encontró dentro de una clase con 25 alumnos de kindergarten, de los cuales muchos no habían ido nunca a la escuela antes, y las familias hacían muchas preguntas que no sabia contestar. Hay que concienciarse de que los primeros días seguramente serán de bajón, pero con esfuerzo y positivismo, se aprende a disfrutar de la experiencia.  

¿Pensasteis en dejarlo y volveros alguna vez?

Nuestra idea inicial era estar en Texas un año, así que íbamos con la idea de aprovecharlo al máximo durante unos meses e irnos. Como decía, las primeras semanas fueron duras y alguna vez se nos pasó por la cabeza dejarlo, sobre todo cuando en octubre, empiezan a informarte de todas la evaluaciones que vas a tener en clase por parte de dirección, y sobre la cantidad de horas que teníamos que trabajar. Al comparar el sistema americano con el español, nos preguntábamos si valía la pena seguir más tiempo, pero al cabo de los meses nos integramos bien los dos, nos acabó gustando la dinámica, los sueldos nos daban para vivir bien, viajar y ahorrar, y acabamos los 3 años del programa.

¿Cuál fue vuestro mejor momento?

Podríamos situar el mejor momento cuando Abel recibió el permiso de trabajo en Noviembre. Hasta entonces trabajábamos muchas horas, ya que Abel se apuntó en el programa de voluntariado del distrito escolar, teníamos muchísima información y había días de saturación. A partir de Noviembre empezamos a tener 2 sueldos, a Abel lo contrataron en la misma escuela, ya nos habíamos empezado a familiarizar con el sistema, empezábamos a disfrutar del trabajo, y empezamos a viajar por Estados Unidos y por Centroamérica. Así que esa fue una época de subidón de la que tenemos buenos recuerdos.

¿Cuál fue vuestro peor momento y cómo lo superásteis?

Justo cuando estábamos disfrutando y centrados en el trabajo durante el primer año, a mediados de marzo recibimos la llamada que el abuelo de Abel estaba en el hospital. Al cabo de pocos días falleció. Creemos que una de las cosas que más nos incomoda de estar aquí es el hecho de perdernos momentos con nuestras familias, y aunque sabemos que estas noticias pueden llegar en cualquier momento, cuando estas a 8000 km de casa, hace que te sientas egoísta por no estar al lado de los tuyos. Ese marzo volamos a Galicia, donde nos despedimos de su abuelo Ángel, y al cabo de una semana volvimos a Texas.

Cada verano intentamos aprovechar el máximo de tiempo con nuestras familias, el hecho de estar fuera nos ha hecho aprender a valorar los pequeños detalles y momentos.

¿Vuestras expectativas sobre trabajar y vivir en EEUU se cumplieron?

Antes de llegar a Texas, leímos mucho sobre varias experiencias, tanto negativas como positivas, de gente que había estado en el programa. Creemos que nuestras expectativas eran bajas, ya que veníamos concienciados de que el trabajo seria duro, de que podíamos querer dejarlo en cualquier momento, y de que no todo saldría bien. Por esta razón, en general podemos decir que fue mucho mejor de lo que nos pensábamos. Empezamos a sentirnos bien en el trabajo, viajábamos mucho y ahorrábamos dinero, nos gustaba el ambiente de la escuela y todo iba sobre ruedas. Supongo que esta buena experiencia es la que nos ha hecho seguir viviendo en USA fuera del programa.

¿Qué es lo que más os pregunta amigos y familiares sobre trabajar y vivir en EEUU?

Una de las cosas que mas nos preguntan es si nos sentimos bien en un país donde hay tanto racismo y donde las armas son legales. A menudo dan por supuesto que vivimos muy bien y creemos que tienen una imagen demasiada buena de nuestra vida, supongo que esto pasa porque no gastamos tiempo de explicar todo lo malo de vivir aquí (sistema sanitario, el hecho de estar solos, choque cultural, etc) y nos quedamos con los buenos momentos. También nos hemos dado cuenta de que los amigos maestros de España, a menudo subestiman la carga de trabajo que tiene un maestro en USA, hasta que conocen a otro PPVV que corrobora nuestras anécdotas.

¿Por qué decidisteis quedaros después del programa?

Durante el último año del programa en Texas, nos sentíamos muy bien con nuestro trabajo, conocíamos muy bien el sistema y en general, nos gustaba nuestra vida, así que empezamos a tramitar una extensión para quedarnos en el estado, hasta que nos dimos cuenta de que teníamos que dedicar mucho tiempo a todas las certificaciones que suponía aprobar para tener dicha extensión. Después de valorar varias opciones, en enero decidimos apostar por pedir trabajo en Colorado, ya que en Denver tramitan visados para maestros, y las certificaciones no son tan complejas como en otros estados. Durante los meses de Febrero a Junio estuvimos tramitando y organizando nuestras pruebas para entrar en Denver Public Schools por nuestra cuenta, y en Junio, tuvimos la suerte de finalmente ser contratados en la misma escuela.

Al acabar el curso escolar de Texas en junio, hicimos las maletas, llenamos el coche de tantas cosas como pudimos, y conducimos 12 horas hasta Denver, donde nos mudaríamos al año siguiente y donde estamos actualmente.

¿Habéis notado diferencia entre estar dentro del programa y no?

El hecho de no estar dentro del programa hace que te sientas menos acompañado durante el proceso de selección. Cuando nos contrataron en Texas, alguien del programa de encargó de acreditar nuestros títulos universitarios, existían intermediarios para todas las gestiones y no te sentías solo en este sentido. Al salir del programa, tienes que infórmate muy bien de cada detalle, de cada paso y tienes que venderte sin saber muy bien lo que quieren comprar. El hecho de contratar un abogado nos ayudó mucho para solucionar temas de inmigración, y por supuesto, el hecho de haber trabajado 3 años en Texas, nos ayudó mucho a empezar a trabajar en un lugar nuevo que, aunque es distinto, hay una base muy parecida en el sistema  y por lo tanto, nos ha facilitado el proceso de adaptación.

¿Cuándo volváis que os traeréis en el aspecto profesional?

En Estados Unidos nos están formando continuamente sobre nuevas metodologías de enseñanza-aprendizaje las cuales creemos que nunca hubiéramos tenido la oportunidad de aprender en España, además, nos iremos con un inglés mas perfeccionado y con una mentalidad mas abierta. Aunque a veces también pensamos que el hecho de haber trabajado poco tiempo en España y tener casi toda nuestra experiencia en USA nos va a perjudicar por el hecho de que viviremos lo que suele llamar el choque cultural inverso.

Lo que tenemos claro es que está siendo una experiencia muy enriquecedora, que animamos a todos los profes que lo quieran intentar.

También por esa razón, decidimos empezar a escribir sobre nuestra experiencia en nuestro blog www.travellingteaching.com donde intentamos dar una visión general de lo que nos podemos encontrar los profesores españoles que decidimos aventurarnos a conocer otros sistemas educativos.

¡¡Muchísimas gracias!! Por compartir vuestra experiencia y ser tan claros con lo positivo y lo que no lo es tanto. Mucho ánimo porque hay momentos duro pero me encanta ver cómo lo disfrutáis y aprovecháis tanto!

¡Un super abrazo!

PD: si os gustaría contar vuestra experiencia o conocéis a alguien que debería pasarse por aquí no dudéis en contármelo al correo (profesoresvisitantes@inmahg.com)

Comparte este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Reader Interactions

Cuéntanos tu experiencia, dudas y sugerencias :)

A %d blogueros les gusta esto: